Prensa

29 de junio de 2021

El Festival Iberoamericano del Siglo de Oro. Clásicos en Alcalá organiza una ruta gastronómica en la ciudad complutense

Las historias de capa y espada también dejan hueco a la gastronomía y, entre verso y verso, podemos hacer un descanso degustando un smoothie, un bocata de calamares, una empanada o un café en las paradas gastronómicas que nos propone esta cita cultural.


Hasta el 4 de julio, las artes escénicas y el legado del Siglo de Oro toman Alcalá de Henares con el Festival Iberoamericano del Siglo de Oro. Clásicos en Alcalá. Pero las historias de capa y espada también dejan hueco a la gastronomía, y entre verso y verso podemos hacer un descanso degustando un smoothie, un bocata de calamares, una empanada o un café, en las paradas gastronómicas que nos propone, en el entorno de sus escenarios, esta cita cultural.

 

La empanada del festival con Empanadas Lulun (Cervantes, 12) 

Esta empresa familiar nacida a finales de noviembre de 2020 nos presenta la empanada del festival, que, como todas las que hornean (son su especialidad) es de autor, está realizada con recetas y elaboración propia. En su carta destacan una gran variedad de rellenos inspirados en nuestra gastronomía y en la gastronomía latinoamericana: jamón y queso, ternera, bechamel, pollo con nata y champiñones… 

 

El smoothie del festival con Harlem Alcalá (Cervantes, 10)

En esta refrescante tienda, colorista y tropical, podemos degustar el smoothie del festival, preparado, como toda su divertida carta, con ingredientes naturales y ecológicos. Aunque a Harlem no solo se viene a tomar algo, también se pueden comprar sus frutas y verduras, llegadas de proveedores que localizan lo mejor del género en todo el territorio nacional e internacional, siempre con el sello del cultivo ecológico. Las estrellas de la casa son el tomate, la piña, el mango y el aguacate, icono del lugar. 

 

El bocata de calamares del festival en el bar A’may (Cerrajeros, 6)

A pocos pasos del Corral de Alcalá se ubica este bar familiar de terraza amplia y agradable, con una suculenta carta para desayunar, comer o tomar una caña acompañada de sus generosas tapas y raciones caseras. Por la noche se le da un toque a pub. Al festival le dedican su plato estrella, el bocata de calamares, pero entre sus imperdibles destaca también el gazpacho. Es un perfecto lugar de reunión con amigos.

 

El café del festival en The Coffee Train (Cervantes, 10)

Este establecimiento de cuidada decoración, que evoca lo natural, es mucho más que una cafetería, es un pequeño monumento al café, como el que le dedican al festival. Trabajan con los tostadores líderes de Europa para servirnos un producto fresco y de calidad, que se puede tomar en el local, preparado por las manos expertas de sus barmen, o llevar a casa en grano. Sibactel Espresso, Pico de Orizaba, Mococa… Las variedades son inmensas en esta parada obligatoria para los más cafeteros, que además organiza talleres.



© Clásicos en Alcalá 2021