La Palabra de Oro. Sangre, poder y Dios en el Gran Siglo

El actor y director Pedro Mari Sánchez, una de las voces míticas e indiscutibles en la prosodia del verso clásico en nuestro país, ha creado, por encargo del Festival, junto a Pedro Yagüe en la iluminación y Ana Garay en la escenografía, el espectáculo La palabra de oro, un recorrido vital y metafísico de la consciencia humana en la literatura del Siglo de Oro español. El estreno tendrá lugar los días 18, 19 y al 20 de junio en el Corral de Alcalá.


La alabra de oro es un acto de amor. Un impulso vital inspirado por una época en la que se escribió el castellano más hermoso, complejo y de mayor riqueza formal y conceptual. Ese siglo largo, más su área de influencia que, a modo de agujero negro a la inversa, atraía la luz del pensamiento hacia su centro, ofrece tesoros que siguen asombrándonos hoy. Como lo harán mañana.

He tenido, por causa de mi profesión de actor, la ocasión de conocer algunas hermosísimas funciones de este período excelente; de encarnar, quiero decir, pues de eso se trata y ese el fin de la escritura dramática. Amo la palabra pronunciada, la verdadera palabra, ya sea puesta en un teatro o no. Amo la escena y lo que en ella se formula: una profunda indagación sobre la vida.

Esta Palabra de Oro se inscribe dentro del marco conceptual de la cultura occidental judeocristiana, en esa manera de percibir el mundo: un mundo dual, en el que el bien, el mal, el hombre, la mujer, dios y demonio pugnan de manera permanente.

Las voces que encontrarán aquí son arquetipos. Este es un poema escénico estructurado como un Auto Sacramental, la forma teatral más poderosa que ha creado nuestra literatura dramática, inspiradora del Romanticismo alemán o del teatro de Brecht.

La Mujer, objeto de deseo y causa de guerra, es asimilada al mal y corrompe al Hombre; prisionera de un arquetipo que describe y determina su papel y por el cual lleva oprimida desde el origen de la creación de la vida en nuestra cultura. El Demonio, creado como la más perfecta criatura salida de la mano de Dios sufre, a su vez, el destino escrito previamente por el Sumo Hacedor. Ambos, Mujer y Demonio experimentan, en distintos planos pero con parecidos procesos, el castigo divino, el abuso de poder.

El abuso de poder, la violencia sexual contra las mujeres, incluida la intrafamiliar, la injusticia, el abandono de los pobres, se muestran a través de unos textos valientes, hermosísimos y luminosos que he sentido la necesidad de traer a la escena para mostrar nuestra pobre evolución en estos aspectos, todavía a estas alturas.

La añoranza de la unidad perdida y su búsqueda conforman el hilo que conduce el relato y su discurso -constituido a modo de visiones individuales- hasta el encuentro final de reconciliación. Todas las voces se reconocen en la otra, son una misma. El Amor aparece y prevalece, por fin.

Pedro Mari Sánchez.




» La palabra de oro. Sangre, poder y Dios en el Gran Siglo




© Clásicos en Alcalá 2021