Prensa

08 de junio de 2021

Alcalá, tradición e innovación

El nombre que toma el Festival, Festival Iberoamericano del Siglo de Oro. Clásicos en Alcalá, refleja a la perfección la doble y complementaria vertiente con el que el mismo se enriquece.


Los “Clásicos en Alcalá” de la denominación anterior acrecientan su alcance y su singularidad con la decidida proyección hacia Iberoamérica, uniendo montajes, encuentros, títulos y creadores de allá y de acá. 

La muy amplia programación y el cuidado diseño de actividades y espectáculos ofrecen elementos y facetas particularmente destacables, desde una polivalencia que combina corral, teatro y calle; música y exposiciones; clases magistrales y jornadas académicas, nombres consagrados en el tiempo y jóvenes directores; producciones propias y montajes en activo, obras muy conocidas y otras apenas recordadas…

Pero queremos destacar el extraordinario valor que encierra la representación de El médico de su honra que abre el Festival, recreación de la puesta en escena con la que Adolfo Marsillach inauguró la actividad de la Compañía Nacional de Teatro Clásico. La tradición se acentúa por el hecho de que el director ahora, Roberto Alonso Cuenca, fuera el adjunto a la dirección de Marsillach. Posee, además, la novedad de ser una de las producciones que, por vez primera, realiza el propio Festival. Y, finalmente, constituye un feliz símbolo de la vocación iberoamericana del mismo: El médico de su honra de la Compañía se estrenó en abril de 1986 en el Teatro Cervantes de Buenos Aires, un mes antes de hacerse en España, en el Teatro Álvarez Quintero de Sevilla.

Un inmejorable modo de comenzar esta vigésima edición del Festival Iberoamericano del Siglo de Oro. Clásicos en Alcalá, que quiere ser una auténtica “fiesta barroca”.

Virtudes Serrano

Mariano de Paco




» El médico de su honra




© Clásicos en Alcalá 2021