Cabecera del Diario del Siglo de Oro


30 de junio de 2022

Fiesta teatral lorquiana y áurea: Jornadas de Teatro del Siglo de Oro de Alcalá de Henares dedicadas a los 90 años de la Barraca

Por Aroa Algaba Granero, doctora en Literatura española por la USAL, investigadora teatral y asistente de las Jornadas de Teatro del Siglo de Oro “90 años de la Barraca. Hacia un Teatro Clásico en escena"


Como dalia nacida, parafraseando las palabras de Lorca dedicadas a Cervantes, surge el prodigio de la Barraca, que pervive en iniciativas teatrales universitarias actuales como el Proyecto Tierra Cervantes. Entremeses y pasos clásicos de La Barraca, de la Compañía del Instituto de Teatro de Madrid (UCM), cuyo proceso creativo expuso Julio Vélez en las jornadas.

Cuatro días de fiesta teatral hemos podido vivir los becados para las Jornadas de Teatro del Siglo de Oro de Alcalá de Henares. Hemos viajado en el tiempo y, acompañados de la palabra de los ponentes, nos hemos acercado al mundo “barraco” desde distintas perspectivas. También hemos podido intercambiar pareceres con directores de escena, dramaturgos y actores españoles e hispanoamericanos de obras representadas en el Festival, aunando academia y escena. Asimismo, hemos conocido novedades editoriales sobre el teatro del Siglo de Oro, como el libro Dramaturgas del Siglo de Oro. Guía completa, fruto de la investigación de Juana Escabias.

Comenzamos con una reflexión sobre Lorca y La fiesta del romance de mano del director de las jornadas, Luciano García Lorenzo, y llegamos hasta la estela de la Barraca más allá de las fronteras. Concretamente, pudimos aprender sobre el teatro universitario en Hispanoamérica gracias a Javier Huerta Calvo y en Norteamérica, a través del conocimiento y la experiencia de Esther Fernández.

Nuestros oídos pudieron revivir las canciones populares que Lorca quiso llevar por aquellas plazas de los pueblos, pues María Palacios nos instruyó en el folclore y el cante jondo como raíces musicales de esta compañía ambulante, que trabajó con los músicos Julián Bautista o Rafael Benedito. Escuchar el “Baile de las agachadas” en boca de mujeres mayores fue un conmovedor final de fiesta.

La dimensión plástica de la Barraca (carteles, figurines, escenografía) fue analizada por Juan Manuel Bonet y José Luis Plaza. Las pinceladas, bocetos y dibujos de Benjamín Palencia, Manuel Ángeles Ortiz o Nora Borges mostraban el potencial artístico de la compañía, así como las influencias de Picasso, Kandinsky, la Bauhaus…

Otra de las perspectivas que se abordaron fue la de la crítica teatral. Sergio Santiago destacó el peso de la retórica vacía de contenido en las reseñas de la época y la existencia de detractores y defensores del proyecto. Juan Aguilera Sastre, por su parte, reflexionó sobre el papel de Cipriano Rivas Cherif frente al TEA.

Fernando Doménech hizo un recorrido por las carteleras de los siglos XVIII y XIX para demostrarnos cómo cambia el canon teatral a lo largo de la historia y la influencia que tuvo la selección del repertorio de la Barraca en la configuración actual de nuestras carteleras teatrales centradas en el teatro clásico.

En estos días nos hemos congregado estudiantes e investigadores de Filología y de Artes Escénicas, muchos de los cuales hemos pertenecido a grupos de teatro universitario. Hemos comprobado que por muchos años que cumpla la Barraca, su empeño continuará; siempre será joven, fresca, rediviva.



© Clásicos en Alcalá 2022